Mujer escribiendo en ordenador con un libro sobre la mesa

Escribir un libro es una tarea complicada, pero es sin duda, el sue√Īo de muchas personas que quieren ver reflejados todos sus pensamientos, ideas y creaciones en formato f√≠sico, encuadernado y editado como si lo hubiese hecho una gran editorial. Realmente es posible conseguir en la actualidad y con la comodidad de no tener que salir de casa.

Dise√Īo, maquetaci√≥n, preimpresi√≥n y encuadernaci√≥n

La mejor forma de conseguir ver nuestra creaci√≥n literaria en formato f√≠sico, es acudir a una imprenta de libros en la que nos puedan asesorar sobre criterios que seguramente desconocemos, como es el caso del dise√Īo, la maquetaci√≥n, la preimpresi√≥n y la encuadernaci√≥n. Antes para conseguir tener algo con una calidad que pudiera rivalizar con las grandes editoriales era necesario dise√Īar, por un lado, la maquetaci√≥n del texto, y luego acudir a una imprenta com√ļn para terminar el proceso. Hoy en d√≠a podemos delegar todas esas partes a los especialistas, y sin salir de casa, con un incre√≠ble resultado final para que solamente tengamos que preocuparnos de la escritura y del contenido del propio libro.

Estas empresas tienen sus propios equipos de dise√Īo y maquetaci√≥n que realizan todo el trabajo visual y acabados personalizados a la medida de cada cliente, ya sea alguien particular o una empresa o editorial. De la misma forma que se puede encargar este tipo de pedidos sin salir de casa y de forma 100% online, tambi√©n es posible solicitar un presupuesto del mismo modo, solo con rellenar ciertas casillas de un formulario. En el mismo nos preguntar√°n el tipo de papel, tama√Īo de la encuadernaci√≥n, si queremos color, mezcla o todo en blanco y negro, para finalmente, saber cu√°ntas copias vamos a querer. Hay que tener en cuenta que este tipo de empresas creadoras de libros necesitan un pedido m√≠nimo, que suele oscilar entre las 35 y 60 copias. Al indicar nuestro correo electr√≥nico recibiremos en el mismo un presupuesto detallado con el precio final.

Algunos consejos para comenzar a escribir tus primeros relatos, textos y novelas

Ahora que ya sabemos cómo de fácil puede ser el resultado final, vamos a repasar toda una serie de consejos que facilitarán que algo tan complicado como puede ser escribir un libro, deje de ser un problema:

  • El miedo a la p√°gina en blanco: todo el mundo que ha comenzado a escribir alguna vez cualquier cosa se ha enfrentado al miedo que genera un folio totalmente en blanco, donde no se sabe muy bien c√≥mo empezar, ni siquiera realmente qu√© contar. Para ello, es necesario seleccionar aquellas ideas que m√°s nos inspiren, esquematizar en la cabeza qu√© pasar√° en el desarrollo de la historia y c√≥mo se resolver√°n todos los conflictos. Sabiendo esto se podr√° comenzar a averiguar qu√© tiene que pasar en cada cap√≠tulo, eliminando as√≠ el miedo al folio en blanco.
  • Leer: parece contradictorio, pero no lo es, un escritor tiene que haber le√≠do mucho, no simplemente para conocer y guardar palabras en su memoria, sino que tiene que almacenar referencias, estilos y personajes que le inspiren. Como en cualquier trabajo o desarrollo profesional es pr√°cticamente de uso obligatorio conocer c√≥mo escriben otros para encontrar el propio estilo de escritura.
  • No tener miedo: escribir un libro, sobre todo cuando es ficci√≥n, no tiene nada que ver con formalismos ni debe ser lo que se espera de √©l. Al propio autor le debe de dar igual si algo es de f√°cil comprensi√≥n o no, pues debe utilizar los recursos literarios disponibles, como √©l lo desee.

Guarda todo y ten paciencia: escribir es un oficio de reflexión, en el que aparte, se debe escribir, leer y releer, todo lo plasmado en el papel. Por tanto, hay que tener paciencia y guardar todo, aunque sea algo que en ese instante no nos termine de agradar o gustar. Será dentro de unos meses cuando lo volvamos a leer, de manera que será entonces el momento del verdadero indicio sobre si ese fragmento escrito puede funcionar como se quiere o si resistirá nuestra crítica.