Estimados viajeros, fieles a nuestro propósito de dar a conocer la riqueza que encierra el Mediterráneo Oriental les mostraremos lugares inexplicablemente olvidados de las rutas turísticas tradicionales, que Viajes Próximo Oriente se ha propuesto difundir. 

En aguas del Mediterr√°neo Oriental, frente a la costa turca, emerge una gran isla, Chipre (la tercera m√°s grande del Mediterr√°neo) que exhibe el cruce entre las culturas de Oriente y Occidente.

Chipre, la ¬ęIsla del Cobre¬ę, tambi√©n conocida como ¬ęIsla de Afrodita¬Ľ es una aut√©ntica joya del Mediterr√°neo, un verdadero ¬ępara√≠so¬Ľ donde todo impacta: la amabilidad de sus gentes, la belleza de sus paisajes con abruptos acantilados, playas de fina arena blanca y cristalinas aguas turquesa, frondosos bosques de con√≠feras, cipreses y cedros tapizando sus Montes Troodos, que esconden pintorescos pueblecitos y peque√Īas capillas e iglesias con bell√≠simos frescos; y su riqu√≠simo patrimonio art√≠stico, con asentamientos prehist√≥ricos, ciudades greco-romanas, monasterios e iglesias bizantinas, castillos cruzados, fortificaciones venecianas y recias construcciones otomanas.

La mitolog√≠a griega sit√ļa en ella el nacimiento de Afrodita, la diosa del amor y la belleza. En un bello enclave de litoral meridional llamado Petra tou Romiou (¬ęPiedra de los Griegos¬Ľ) se halla una playa de guijarros, con aguas cristalinas donde se alzan tres grandes rocas de piedra caliza y all√≠, sobre una concha tirada por delfines, apareci√≥ la joven Afrodita, cuya belleza y seducci√≥n dej√≥ at√≥nitos a todos los dioses.

Esta diosa ocupó un lugar de suma importancia en el Olimpo griego. Acerca de su nacimiento existen varias versiones. Una relata que Afrodita fue hija de Zeus y de la diosa Diones; otra es mucho más divertida y nos cuenta que mucho antes de que Zeus dominara el Olimpo, Urano (el cielo) se unió a Gea (la tierra). Cronos, uno de sus  hijos, por motivos que no vienen al caso ahora, castró a su padre con una hoz y arrojó los genitales al mar. El divino semen al contacto con el agua se convirtió en espuma, de la que surgió la joven diosa.  

En Chipre el culto a la diosa Afrodita es antiqu√≠simo, al ser identificada con Isthar (diosa mesopot√°mica del amor y la belleza, de la vida y la fertilidad, cuyo culto implicaba la prostituci√≥n sagrada) y con Astart√© (divinidad fenicia de la fertilidad, la fecundidad y la maternidad). El culto a ambas deidades habr√≠a llegado a la isla formando parte del bagaje cultural de los pueblos con los que comerciaba Chipre a lo largo de la Edad de Bronce, y sin duda arraigaron profundamente al reemplazar al¬† culto chipriota ancestral a la Gran Diosa Madre. Por ello no puede extra√Īar que Chipre albergue los primeros santuarios construidos en honor a Afrodita.

Si les ha interesado este artículo sobre Chipre seguro que les interesará conocer los circuitos que ofrecemos en la WEB de Viajes Próximo Oriente.