cenas romanticas

El Día del Amor y la Amistad o San Valentín, el aniversario de bodas, de compromiso, de noviazgo, o simplemente un día especial que merezca una celebración especial y diferente; esas pueden ser las causas que motiven a que las personas quieran organizar una cena romántica. Las posibilidades son prácticamente infinitas y muchas opciones se pueden considerar de acuerdo a gustos, presupuestos o habilidades culinarias.

Cuando se quiere organizar una cena romántica nada mejor que acudir a sitios oficiales y especializados como Recetas Nestlé donde se podrán conseguir secciones específicas sobre comidas para dos personas, para el Día del Amor y, por qué no, para cualquier otra ocasión especial donde la pareja sea la protagonista.

Lo que se debe considerar

Antes de comenzar la búsqueda de las recetas adecuadas para cada pareja, lo más importante es conocer los gustos, las preferencias y otras tantas cuestiones que determinarán que la elección sea la correcta:

  • Celebración: lo que se celebra dará una idea de lo que se puede servir en la mesa. Si es San Valentín, la temática es sencilla y los corazones, las flores y hasta las flechas de Cupido quedarán bien para decorar algunas recetas. El color blanco y el rojo predominarán y estará bien. En cambio, cuando es el aniversario de bodas, cuando es una ocasión romántica que solo conoce la pareja, la cosa cambia y tanto el colorido, la ambientación como las recetas, también. Se debe escoger en consonancia.
  • Habilidades culinarias: mientras algunas personas son hábiles haciendo pasteles imposibles -mitad quesillo o flan, mitad inferior con torta común- otras se defienden a plenitud haciendo galletas o brazos gitanos. De vez en cuando está bien innovar, pero en ocasiones especiales no merece tanto la pena correr el riesgo de que no quede tan bien como se pretendía. Variar un poco, cambiar un poco algunos sabores, sí está bastante bien.
  • Tiempo y presupuesto: dos elementos que tienen mucho que ver entre sí. Algunas recetas no ocupan más de 10 minutos y sirven para consentir a la pareja; mientras que otras son más elaboradas y pueden ocupar cerca de 2 o 3 horas solo para la preparación. A su vez, el presupuesto indicará qué se puede preparar y qué no, a juzgar por los ingredientes que deban adquirirse.

Mejores recetas para disfrutar en pareja

Teniendo en cuenta lo anterior, visitar la sección de recetas fáciles de Recetas Nestlé y encontrar las mejores recetas para cada ocasión será coser y cantar, porque el sitio está diseñado específicamente para filtrar las búsquedas tomando en cuenta la cantidad de porciones, el tiempo de preparación, la dificultad para la realización del plato, los ingredientes que lleva o hasta su uso -plato de entrada, postre, para cenar, desayunar, snacks, entre otros-.

Aun así, a continuación se describen algunas de las recetas más interesantes que las parejas pueden disfrutar en esa ocasión especial.

Menos de 1 hora de preparación

Para aquellas personas que quieren complacer plenamente a su pareja con una cena romántica, pero que por cualquier razón no contarán con tanto tiempo para la elaboración de los platillos -o bien, que quieren añadir un par más para decorar la mesa y ofrecer algo diferente-, las siguientes recomendaciones serán interesantes.

  • Brownies: no pueden faltar. Un postre sencillo, crujiente y jugoso a la vez, elaborado con chocolate aunque cualquier persona podrá luego variar proporciones o incluso animarse a rellenarlo y decorarlo. Su preparación es sencilla -similar a la de una torta básica- y es imposible que quede mal.
  • Galletas de chocolate: hechas con chispas de chocolate y con una mezcla base normal, de vainilla. Su preparación, al igual que la de los brownies, no ocupa mayor tiempo y es la duración de la cocción lo más representativo del postre, por lo que resultará de utilidad para quienes no cuentan con mucho tiempo libre para dedicarse a ello. Decoran y son deliciosas, por lo que complementarán perfectamente en la mesa.

Platos excelentes y sensuales

Una vez los pequeños “placeres culpables” se han preparado o se tiene alguna idea de lo que se quiere, siendo las galletas una opción siempre adecuada, es hora de que los postres más sensuales hagan su aparición.

  • Gelatina de fresas con crema: desde luego, las fresas con crema resultan ser una opción acertada para estas ocasiones por la mezcla de las fresas -un fruto ya de por sí bastante atractivo y sensual- con una crema bien elaborada. Pero cuando además se añade la gelatina, y se prepara en un molde de esa manera, el resultado es todavía mejor. La decoración con fresas encima acabará de redondear la idea.
  • Panqué de frambuesa: un postre dulzón y crujiente a partes iguales, que tiene en su decoración y en el jugo interior todo su sabor y su elegancia. Las frambuesas -primas hermanas de las fresas- son las grandes protagonistas y las que destacan en este postre sencillo de preparar, de pocos ingredientes y cuya cocción también es corta, por lo que no habrá excusa para no hacerlo.

El plato fuerte

No solo de postres y dulces pecaminosos puede decorarse una mesa para dos y mucho menos si es una cena romántica. Es necesario un plato fuerte. Aquí un par de opciones a considerar.

  • Lasaña: ideal si es una variante que incluya champiñones y espinacas, con un acabado ahumado o al grill para la carne o el pollo -dependiendo con lo que se quiera rellenar-. Por sus características y por su reconocible sabor, es una apuesta ganadora en todas las mesas en las que se sirva.
  • Pizza de corazón: para no dejar pasar la ocasión de ser romántico hasta en los pequeños detalles, hacer una pizza en forma de corazón -no importa qué estilo de pizza o qué sabores se busquen- decorará el ambiente, creará los detalles sutiles que marcan la diferencia, y también brinda la posibilidad de comer una receta que es sencilla, pero que no por eso es poco valorada, sino todo lo contrario.

Una ocasión especial siempre merece una comida especial. Con las recetas mencionadas y sobre todo con los recursos digitales que se pueden revisar para encontrar ideas, el éxito de la cena romántica estará garantizado.