Se trata de una de las tareas más importantes que se deben llevar a cabo desde el departamento de Recursos Humanos de cualquier empresa, precisamente por este motivo, es esencial conocer todos los aspectos clave para realizar el cálculo, de la manera más detallada y segura posible. 

Dentro de las muchas tareas que se deben llevar a cabo desde el departamento de Recursos Humanos de una empresa, una de las principales es calcular la nómina de los empleados. En ocasiones, se piensa que este documento especifica el salario de los mismos, sin embargo, también se incluyen otros parámetros, como las aportaciones a la Seguridad Social o las retenciones del trabajador con respecto al IRPF. En resumen, la nómina es el documento en el que se detalla la retribución total que recibe un trabajador de manera mensual, teniendo en cuenta todos estos aspectos.

Para estos casos, contar con una calculadora de nomina es una de las mejores opciones que se pueden elegir con el fin de realizar esta tarea de la mejor forma posible. No obstante, además de adquirir uno de estos softwares, también es esencial tener conocimiento de todos los datos y la información que hay que tener en cuenta para realizar el cálculo definitivo.

Datos principales

Para poder comenzar a calcular una nómina, es fundamental incluir en el documento una serie de datos importantes. De esta manera, con respecto a la empresa hay que añadir el nombre de la misma, su domicilio fiscal, el CIF y la cuenta de cotización, denominada a partir de un código específico. Por otro lado, en cuanto al trabajador, habrá que añadir nombre completo y DNI, así como su número de la Seguridad Social, y la categoría y grupo de cotización a los que pertenece.

¿Qué son los devengos?

Cuando se habla de devengo se está haciendo referencia a todo aquello que se suele adeudar al empleado. Por norma general los devengos son de dos tipos, las percepciones salariales y las no salariales.

Salariales

Con respecto a las percepciones salariales, se incluyen el salario base y los complementos, tales como el plus de antigüedad, de nocturnidad o de productividad, entre otros. De igual modo, se añaden las horas extraordinarias y las complementarias, así como el porcentaje salarial que se haya ofrecido en especie.

No salariales

Se tratan de los gastos que el empleado debe pagar pero que no se encuentran establecidos dentro de su convenio, como puede ser el plus de transporte o las dietas. Aquí se añaden las prestaciones a la Seguridad Social, las indemnizaciones o las compensaciones por traslados.

Las deducciones

Para el cálculo correcto de la nómina hay que tener en cuenta también las deducciones, siendo éstas de diversos tipos, tales como las propias aportaciones que se realizan a las cotizaciones de la Seguridad Social, los anticipos laborales, IRPF o el valor de lo que se haya recibido en especies, entre otras.

¿Cómo calcular una nómina de forma rápida y segura?

Aunque existen muchos métodos que sirven perfectamente para calcular las nóminas de los trabajadores, en la actualidad se pueden adquirir softwares de gestión que son mucho más efectivos para este fin. Sin ir más lejos, se debe destacar la presencia en el sector de Fiscoclic, se trata de un sistema que permite llevar toda la facturación de una empresa de manera electrónica y durante todos los días del año. Un software intuitivo y funcional, que no requiere de licencia para su uso, siendo además totalmente gratuito.

Entre sus prestaciones, hay que decir que con este sistema se puede llevar un control exhaustivo de todas las facturas que se hayan emitido o recibido por parte de la empresa. Un servicio muy cómodo y productivo, puesto que se puede llevar a cabo tan solo con una buena conexión a Internet y desde prácticamente cualquier dispositivo electrónico.

Fiscoclic no es otra cosa que un sistema de contabilidad online con el que se puede crear un catálogo de cuentas, elaborar las pólizas con auxiliares o realizar balances de comprobación, entre otras muchas más cosas.