cocina diseño

¿Sabías que el calor es uno de los principales responsables de la falta de sueño? Diversos estudios demuestran que cuando la temperatura es elevada tardamos mucho más tiempo en dormirnos y tendemos a despertarnos con frecuencia. ¿El resultado? Cansancio acumulado y falta de energía durante el día. Afortunadamente, es un problema que podemos resolver fácil y rápidamente, con la adquisición de un aire acondicionado adaptado a nuestras necesidades.  

Los días en que el aire acondicionado era considerado un artículo de lujo quedaron en el pasado, hoy es posible tener acceso a una amplia variedad de marcas, modelos y precios muy asequibles. ¿Lo mejor? Los modelos más modernos no solo son más efectivos, pequeños y silenciosos, sino que además tienen un excelente rendimiento energético, por supuesto, para ello es esencial contar con la asesoría de profesionales en el área de las climatizaciones Málaga en estos casos.

Tipos de equipos de aire acondicionado

En el mercado se puede encontrar una gran variedad de modelos de aires acondicionados, cada uno de ellos cumple con ciertos requerimientos específicos, por eso, escoger el más idóneo pasa por analizar aspectos como el espacio, rendimiento energético, tipo de instalación, entre otros. 

Todos esos aspectos son determinantes para hacer la mejor inversión en la relación calidad-precio. 

  • Aire acondicionado central: ideal para casas grandes, donde se desee enfriar varias estancias al mismo tiempo.
  • Aire acondicionado de ventana: es el tipo de aire acondicionado más común y uno de los más económicos. Enfría, generalmente, la estancia donde se encuentra.
  • Aire acondicionado portátil: es otro ejemplo de aire unitario, por lo que enfría solamente la estancia donde se encuentra. Es práctico y suele utilizarse cuando por normas comunitarias, no es posible colocar otros modelos.
  • Aire acondicionado de sistema dividido sin conductos: como su nombre indica, es un sistema dividido. Es común en oficinas y permite enfriar varias estancias con temperaturas diferentes.
  • Aire acondicionado a través de la pared: también son sistemas de aire unitarios. Una buena alternativa para quienes no puedan colocar el aire en la ventana. Por supuesto, se debe tomar en consideración que su instalación es permanente, por lo que requiere una mayor planificación. 

Contar con expertos en aire acondicionado Málaga puede ser determinante para tomar la mejor decisión. ¿Las razones? Asesoramiento profesional, instalación de todas las marcas, reparación de pequeños desperfectos y una atención completamente personalizada.

Beneficios al tener un aire acondicionado

Más allá de climatizar el ambiente, tener un aire acondicionado en casa o la oficina es sinónimo de muchos otros beneficios:

  • Aire más limpio: una de las principales ventajas de tener un aire acondicionado es que renueva, poco a poco, el aire circulante en la estancia. Como ventaja adicional, también filtra todas esas partículas contaminantes que están en la calle, tales como polvo, ácaros y humo en general. De ahí que sea una adquisición especialmente recomendable para las personas que sufren alergias.
  • Menos humedad: el aire acondicionado reduce de forma significativa la humedad en los ambientes, y como resultado, previene la aparición de moho y hongos, que son perjudiciales para la salud.
  • Previene la deshidratación: en los calurosos días del verano, es muy fácil deshidratarse, inclusive en espacios cerrados. Al tener un aire acondicionado, la temperatura óptima y estable permite controlar el exceso de sudoración, para así mantener los niveles adecuados de hidratación. 
  • Mejor descanso: ya lo hemos mencionado anteriormente, pero merece la pena recordarlo, el calor es enemigo del descanso, por lo que para tener una noche de sueño profunda y confortable, es necesario que la temperatura sea óptima.
  • Control de temperatura: el aire acondicionado no tiene por qué estar todo el tiempo con la misma temperatura. Los equipos modernos facilitan la programación y un control efectivo de la temperatura, lo cual se traduce en un mejor rendimiento energético.
  • Espacio: los equipos modernos son mucho más compactos que los antiguos. Hay modelos de aire acondicionado que se pueden adaptar con comodidad a los espacios más pequeños, además, son más efectivos y silenciosos. 

Dormir mejor, reducir la humedad, reducir las alergias, todo eso es posible sólo si tenemos un aire acondicionado en casa o la oficina, y podemos climatizar a gusto el lugar. Lo mejor de todo es que no es necesario hacer inversiones gigantescas, ya que con la asesoría adecuada es posible comprar un equipo que cumpla con nuestros requerimientos sin que afecte tanto a la factura de electricidad. Con un poco de planificación puede ser posible tener una vida aún más confortable.