Rafa Nadal

Cualquier deportista que haya afrontado más de cien partidos en un torneo y solo haya perdido dos, pone de manifiesto el tamaño incalculable de la proeza que está realizando. Esto es lo que sucede en Roland Garros con Rafa Nadal.

El tenista manacorí sigue acrecentando sus récords sobre la tierra batida parisina. Con trece entorchados ya en sus vitrinas, el decimocuarto parece que está más cerca. Ya se encuentra entre los ocho mejores, y a tan solo tres victorias de hacer una machada impensada para el común de los mortales. 

El mejor jugador sobre arcilla de toda la historia no deja de sorprender. Después de que sus problemas físicos hiciesen mella en su rendimiento, siempre su recuperación le permite luchar año tras año por ganar su Gran Slam fetiche, y así consagrarse como el tenista con más grandes de todos los tiempos.

En este curso, el balear volvía a arribar en tierras francesas como máximo favorito, como señalan las apuestas de Roland Garros. Lo cierto es que no se equivocaron, a tenor de lo que se está viendo sobre la Philippe-Chatrier cuando Rafa Nadal salta a la pista. Apenas ha dejado escapar algún set hasta el momento, llenando de incertidumbre a tenor de estas cifras a sus rivales venideros.

Otro que sigue en liza, aunque no sin apuros es el número 1 mundial Novak Djokovic. Por todos es sabido que el serbio no se siente cómodo sobre tierra batida, ya que su superficie idolatrada es la pista dura. Pese a ello ya sabe lo que es reinar en Roland Garros, pero pensar que lo pueda volver a materializar esta edición, con un Rafa Nadal intratable como está demostrando desde que comenzó su participación en este 2021.

Conseguir trece Roland Garros parecería una cosa de locos. Pero el caso de intentar seguir acrecentando su leyenda en París, es algo que parece de seres superiores. Rafa Nadal es un ejemplo de superación y constancia para las nuevas generaciones, inculcando valores que van mucho más allá del deporte.

El decimocuarto Roland Garros está más cerca. Aún quedan tres pasos para que el manacorí materialice la proeza, pero cuando se habla de Nadal, nada es imposible sobre una cancha de tenis.

Lo que ha conseguido el español en el deporte de la raqueta está fuera de toda duda. Aunque ahora todo el mundo pone en valor su trayectoria deportiva, será cuando pasen los años desde su retirada en el punto que se verá lo imposible de acercarse a su legado por cualquier otro deportista.

Quedan pocos años para seguir disfrutando de Nadal a nivel profesional. Es hora de aprovechar cada segundo que pase deslumbrando con sus golpes de raqueta por todo el mundo.