tarjeta-de-debito

Al hablar de consejos financieros es común encontrar tips sobre cómo usar propiamente una tarjeta de crédito o cómo solicitar préstamos personales que no acaben arruinándote; pero, ¿qué pasa con las tarjetas de débito?

Según la entidad bancaria que escojas, una de las primeras cosas que recibes al abrir una cuenta es una tarjeta de débito que te permitirá realizar operaciones sin la necesidad de tener dinero en efectivo contigo, una ventaja muy conveniente en ocasiones en las que el volumen de billetes o monedas para hacer una operación es muy elevado.

Este artículo te va a ayudar a comprender más este interesante y prácticamente imprescindible objeto y te va a dar algunos tips para su uso y para para evitar complicaciones que puedan dañarlo o causarte problemas.

Qué es una tarjeta de débito: mira cómo puedes utilizarla 

Una tarjeta de débito es un producto hecho de plástico ofrecido por bancos autorizados que se caracteriza por estar afiliado a una cuenta bancaria que puede ser de ahorro o corriente, según la entidad que la emite.

Esta tarjeta ayuda a movilizar el dinero guardado de forma digital en dichas cuentas, permitiendo que realices operaciones bancarias como el pago de productos y servicios y el retiro de dinero en efectivo de manera fácil, rápida y desde cualquier tienda, negocio o sede que la acepte.

Una tarjeta de débito, a diferencia de la de crédito, se limita a la cantidad de dinero que posees en la cuenta, es decir, no te deja comprar más allá del monto que tienes ahorrado.

Este producto es de gran utilidad y resulta más que necesario en la cotidianidad.

Consejos para usar tu tarjeta de débito adecuadamente y cuidarla

  • Antes de solicitar una tarjeta de débito o siquiera abrir una cuenta en un determinado banco es importante investigar las características de cada producto y servicio que te ofrecen las diferentes organizaciones bancarias porque estás van a determinar si te conviene o no elegir una entidad en particular.
  • Cuando hagas la solicitud de la tarjeta, asegúrate de tener todos los requisitos en regla para no perder tiempo y una vez que te la entreguen revisa que tus datos sean correctos y que el material esté en buen estado.
  • Antes de hacer una compra o retirar dinero es recomendable revisar el monto disponible en la cuenta para evitar casos de saldo o dinero insuficiente.
  • Vigila muy bien tus transacciones y asegúrate de que el vendedor o el cajero coloque el monto exacto a cobrar en la máquina. A la hora de ingresar números, estos pueden confundirse.
  • Conserva tus facturas, los comprobantes de pago y los papeles que señalan un error en la transacción en caso de que tengas que solicitar ayuda por algo en el banco. Por ejemplo, un caso en el que la máquina indique que la transacción fue fallida pero tú cuenta muestre que el dinero fue extraído igualmente.
  • Mantente al tanto de cualquier actualización en las condiciones del servicio para que tomes decisiones a tiempo o no te lleves sorpresas 
  • Resguarda muy bien tus datos bancarios, sobre todo tu PIN o contraseña. No los entregues a otras personas.

Saber cómo funciona una tarjeta de crédito y sus ventajas te va a ayudar a cuidar tus finanzas y a sentirte seguro al utilizar este producto tan importante.

Si este artículo fue de utilidad para ti, por favor compártelo para que otras personas puedan recibir su ayuda y su información.