divorcios

El divorcio exprés es un procedimiento que busca defender los intereses de los cónyuges sin tener que llegar a una instancia judicial, agilizando los trámites y pudiendo disolver el matrimonio en tiempo récord. En este artículo contamos de qué se trata y porqué es fundamental acudir a un abogado especializado. 

En la actualidad, los procesos de disolución de los matrimonios por vías legales se han diversificado, brindando posibilidades más flexibles. El divorcio exprés es un método que ha probado ser muy efectivo para las partes involucradas, ya que pretende hacer más sencilla la separación, evitando conflictos y un gasto económico considerable. Por eso, en este artículo contamos más acerca de los divorcios exprés, qué son y la importancia de acudir a profesionales especializados para tener un divorcio exitoso.

Qué es el divorcio exprés

El divorcio expr√©s fue implementado en los √ļltimos a√Īos, y pretende simplificar el proceso de separaci√≥n legal. Este tipo de procesos siempre suelen ser un tanto complicados, especialmente porque no siempre son de mutuo acuerdo. A menudo alguna de las partes no quiere divorciarse o¬† surgen inconvenientes a la hora de acordar la separaci√≥n de bienes, en cualquiera de estos casos, los c√≥nyuges acaban gastando dinero y tiempo de m√°s. Para evitar muchos de estos conflictos, malentendidos o trabas en la separaci√≥n, se puede poner en marcha el divorcio expr√©s, que no necesita la intervenci√≥n de un juez, por lo que los tr√°mites se simplifican significativamente. Por supuesto, para lograrlo exitosamente es importante acudir a abogados de divorcio express en Madrid. Estos profesionales estar√°n preparados para afrontar este tipo de divorcios y podr√°n darle a los c√≥nyuges las herramientas para poder llevarlo a cabo de la manera m√°s tranquila y r√°pida posible.

Adem√°s, en este caso el abogado podr√° asistir a ambas partes, lo cual permitir√° ahorrar una importante suma de dinero, ya que los divorcios suelen ser bastante costosos, especialmente si el proceso se vuelve complicado. Por otra parte, el abogado es el instrumento regulador que tiene que estar presente para que pueda llevarse a cabo el divorcio expr√©s, y m√°s a√ļn teniendo en cuenta que pueden haber hijos en com√ļn, lo cual normalmente suele hacer las cosas un poco m√°s complejas. Sin embargo, si hay hijos menores de edad, es importante preservar de forma prioritaria los intereses de los menores, ya que en muchos casos los ni√Īos son utilizados por los progenitores para escudar sus propios intereses. En estas situaciones los abogados deben mediar para evitar que esto suceda y los menores se vean afectados.

Un divorcio exprés evita inconvenientes

Es conocido que muchas veces los procesos de divorcios pueden durar varios meses, lo cual se puede convertir en un verdadero problema para los cónyuges, especialmente si alguno de los dos quiere resolverlo rápidamente para dar por concluida esta instancia. Para muchas personas, el hecho de que el proceso sea lento es un obstáculo que no les permite continuar con sus vidas normalmente, por lo que un divorcio exprés, en este sentido, puede ser la solución perfecta. Un divorcio exprés tiene una duración estimada de dos a tres meses, lo cual significa que es posible concretar la separación legal de una manera mucho más rápida. 

Por supuesto, los trámites se agilizan si el divorcio se realiza de mutuo acuerdo, es decir, si ambos cónyuges realmente quieren disolver el matrimonio. En estos casos, es mucho más sencillo poder acordar los términos de la separación y la intervención del abogado también se vuelve más liviana, ya que no tiene que buscar el punto de acuerdo entre ambos. Al momento de acudir a un abogado profesional, como los de abogadoscebrian.com, también se evitará que alguno de los cónyuges (o ambos) pierda parte de su patrimonio, algo que puede suceder si las cosas se complican o no se dejan en manos de un profesional. Resulta fundamental en toda instancia seguir las indicaciones del abogado y despejar cualquier tipo de duda que pueda surgir al respecto. Además, también es imprescindible contar con la documentación exigida por los organismos legales, y en muchos casos, habrá que delegar en el abogado para la tramitación de algunos de estos trámites. 

La intención de todo profesional será lograr que ambas partes puedan estar lo más satisfechas posibles con el resultado. Poder llevar a cabo un proceso saludable y (en lo posible) no conflictivo, es el propósito de todos los abogados especializados en la materia. Sólo de este modo, priorizando los intereses de los involucrados y buscando un punto de acuerdo, será posible lograr que las disoluciones de matrimonios en buenos términos sean cada vez más frecuentes, eliminando los factores que las convierten en instancias complicadas y traumáticas.